Por sexto día consecutivo las protestas, los toques de queda, los saqueos y la ira sacuden a Estados Unidos. De un extremo a otro: de Nueva York a Los Ángeles, de Florida a Seattle e, incluso, las cercanías de la Casa Blanca.

Las manifestaciones, que comenzaron inicialmente en Minneapolis luego de que George Floyd, un afroestadounidense de 46 años, muriera después de que un policía le presionara el cuello con la rodilla durante más de 8 minutos, se han extendido por más de 75 ciudades de todo el país.

A lo largo de casi una semana, las marchas en protesta por la brutalidad policial contra los afroamericanos han continuado tornándose en enfrentamientos con la policía, quema de autos y actos violentos.

Por edgar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.