Un mensaje escrito por Donald Trump pasada la medianoche caldeó todavía más los ánimos en un país que vive días de gran tensión por la muerte de un hombre negro bajo custodia policial.

El hecho que prendió numerosas protestas en varias ciudades estadounidenses ocurrió el pasado lunes cuando George Floyd, de 46 años, murió tras haber sido retenido por cuatro agentes de policía en Minneapolis (Minnesota, Estados Unidos).

Una mujer testigo de la detención grabó un video en Facebook Live donde se vio cómo el agente identificado como Derek Chauvin mantenía su rodilla sobre el cuello de Floyd, quien se quejaba de no poder respirar.

Tras varios minutos en esa posición, Floyd fue transportado en camilla a un hospital, pero no sobrevivió.

Los cuatro agentes implicados fueron despedidos tras la difusión del video, pero la inicial falta de acciones legales dio lugar a múltiples protestas que no han hecho más que crecer durante toda la semana.

Por edgar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *