La indignación por la muerte de otro afroestadounidense a manos de la policía de EE.UU. se esparce como un polvorín de ira y dolor por todo el país.

Miles de personas salieron otra vez a las calles este sábado en más de 50 ciudades, mientras, en algunas de ellas, las manifestaciones continúan tornándose en enfrentamientos con la policía, saqueos y actos violentos.

Las protestas, que comenzaron inicialmente en Minneapolis luego de que George Floyd, un afroestadounidense de 46 años muriera después de que un policía le presionara el cuello con la rodilla durante más de 8 minutos, se han extendido por más de 20 estados de toda la Unión.

Por edgar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.