El mercado de bebidas con endulzantes artificiales ha crecido, para “ayudarnos” a reducir nuestro consumo de azúcar. Sin embargo, un estudio descubrió que no son tan inocentes ni saludables. Así es, las bebidas light podrían aumentar tu riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Bebidas light, una “solución” a las bebidas azucaradas
La mala alimentación, incluyendo el consumo excesivo de azúcar, son un factor de riesgo para enfermedades crónicas y ciertos tipos de cáncer. Por lo que diversas instituciones de salud han señalado la importancia de reducir nuestro consumo de productos poco saludables, entre estos las bebidas azucaradas.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, el elevado consumo de estas bebidas es un indicativo de una dieta de poca calidad y contribuyen a la densidad energética total sin dar un gran valor nutricional, lo cual puede llevar a un aumento malsano del peso, por lo que es importante reducir, si no evitar, su ingesta.


Aunque las creamos saludables, su título de light no reduce los riesgos en nuestra salud, pues quizá no te engorden, pero sí podrían aumentar tu riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, entre estas infartos y derrames cerebrales, así como infartos al miocardio.

Así lo concluyó un estudio publicado en la revista Journal of the American College of Cardiology, el cual incluyó a 104 mil 760 participantes entre 2009 y 2019. En ese sentido, se definieron como bebidas light, aquellas con edulcorantes no nutritivos y naturales, es decir, aspartamo, sucralosa e incluso stevia.

Mientras que bebida azucarada fue aquella que contenía al menos el 5% de azúcar. De igual modo, se clasificó a los voluntarios en aquellos que de consumo alto, bajo y nulo, según el tipo de bebidas.

Descartando los primeros 3 años, se registraron mi 379 casos de enfermedades cardiovasculares entre ellas derrame cerebral, accidente isquémico transitorio, infarto de miocardio, síndrome coronario agudo y angioplastía.

La relación con quienes consumían bebidas azucaradas comparados con quienes no lo hacían, era de un aumento del riesgo en un 5% para quienes lo hacían de forma moderada y 20% para el consumo alto. Lo sorprendente es que este número se elevó al 15% para un consumo moderado de bebidas de dieta y 32% para un consumo alto.

Si bien previamente se había relacionado a los refrescos light con enfermedades del corazón por su contenido de sodio, este estudio resulta más amplio y deja claro que las bebidas light o endulzantes artificiales no son la mejor opción cuando buscamos una alimentación saludable.

Entonces, ya lo sabes, aunque puedan parecer una buena opción, pues prometen no aumentar tus niveles de azúcar y cuidar tu figura, lo mejor es evitar el exceso de estas bebidas y dejarlas para ocasiones especiales.

Por edgar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.