La falta de regulación en el servicio de ambulancias privadas de Cancún ha permitido que proliferen empresas que cobran montos exagerados, sobre todo a turistas. Una familia chilena denunció recientemente el abuso de la empresa Life, cuyos paramédicos les retuvieron sus pasaportes para obligarlos a pagar 1.700 dólares por trasladar a una persona desde el hotel a un hospital.

Dicha familia chilena vino de vacaciones a Cancún, sin saber que se convertiría en una pesadilla. Primero, fueron víctimas de robo en una discoteca, donde al padre de familia le hurtaron su cartera con identificaciones, tarjetas y dinero en efectivo.

Después, en el hotel el padre de familia sufrió una cortada en una pierna, por lo que el mismo hotel llamó a la empresa de ambulancias Life con la que tienen convenio, llegando la unidad número 88. Los paramédicos, a su vez, tienen convenios con hospitales privados y trasladaron al turista a una clínica privada en el centro de Cancún. Esta familia, al ver que no podría pagar los altos costos de hospitalización, pidió que llevaran al paciente a un hospital más económico, por lo cual fue trasladado a un hospital público.

Los turistas denunciaron este hecho públicamente e hicieron un llamado a las autoridades mexicanas, pues consideran que esto es un abuso por parte de la empresa de ambulancias.

Por ende, este tipo de abusos dañan al destino, como la violencia que ejercen algunos taxistas, además de incrementar la tarifa en la noche cuando ya no hay transporte colectivo disponible (Trabajadores denuncian abusos de taxistas en horas de la noche)

Por admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *