Según el Ejército, el hecho fue cometido por el Clan del Golfo. Otros cinco militares resultaron heridos y uno más continúa desaparecido

El conflicto no da tregua en Colombia. Seis soldados murieron después de un ataque con explosivos lanzado por integrantes del Clan del Golfo, una banda de narcotráfico, cuyo jefe, Dairo Antonio Úsuga, alias Otoniel, fue capturado en 2021. El atentado ocurrió en zona rural de Frontino, un municipio ubicado en el occidente de Antioquia, cuando los militares se desplazaban en un vehículo al salir de un operativo. Otros cinco soldados resultaron heridos y uno más continúa desparecido.

“Después de desarrollar una operación militar contra el Clan del Golfo en la que es muerto uno de esos terroristas, capturado otro y sometido a la justicia otro; cuando se realizan los actos urgentes y la debida diligencia, las unidades están saliendo del área, uno de los vehículos en los que se movilizaban es afectado por la activación de un artefacto explosivo improvisado”, aseguró a medios locales el comandante de la Séptima División del Ejército, el general Juvenal Díaz.

Por admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.