Rubí Ibarra confesó que luego de hacerse viral por su fiesta de XV años debió tomar terapia a causa de los ataques en redes sociales

A cinco años de ser tendencia por su fiesta de XV años, Rubí Ibarra se mantiene como una celebridad en las redes sociales y se prepara para ganar un lugar en la televisión.

La potosina aceptó en diferentes entrevistas que su saltó a la fama se dio de forma involuntaria por el video que se viralizó y luego por la celebración masiva a la que asistieron más de 30 mil personas; algunos invitados procedían de Estados Unidos, Polonia y de varios estados de México.

Pero su deseo es continuar en la industria del entretenimiento y sabe que el camino es estudiar para mantenerse como un artista.

Rubí Ibarra ingresó a una universidad para cursar la licenciatura en Comunicación, con especialidad en televisión.

Y algo que no dejó son las redes sociales; la joven de 21 años cuenta con más de 60 mil seguidores en Instagram y abrió su canal de YouTube para dar consejos de maquillaje.

La nacida en la comunidad de La Joya, municipio de Villa de Guadalupe, en San Luis Potosí; apareció también en los Premios lo Nuestro del 2017.

Incluso la disquera Video Visa Récords, de Dallas, Texas, la contrató para grabar un disco de canciones de género pop-ranchero.

Rubí Ibarra y el infierno de la fama

No toda ha sido dulce en la incipiente carrera de la quinceañera potosina, la joven confesó a TVNotas que tomó terapia debido a los ataques en redes sociales.

“Las burlas y críticas recibidas en redes sociales por la fiesta de XV años me afectaron psicológicamente”.

Sin embargo, Rubí dijo que por más consultas y sesiones sintió no recibió todo el apoyo del terapeuta para ayudarle a mejorar su salud mental.

Contó que durante su celebración y un par de años después se mantuvo en shock; para superarlo contó con apoyo familiar y de amigos.

Política y lujos a su alrededor

Un trago amargo más para ella fueron las fake news que la involucraron en la política.

A Rubí Ibarra la confundieron con la candidata de Movimiento Ciudadano (MC) por la alcaldía de Charcas, San Luis Potosí, Rubí Flores.

Sin embargo, sus familiares si incursionaron en la contienda electoral y se lanzaron a buscar cargos públicos en procesos pasados.

Entre ellos su padre Don Crescencio Ibarra, quien buscaría la presidencia municipal de Villa de Guadalupe, mientras que su hijo Pedro, se lanzó como candidato a Alcalde en Charcas.

Por su parte, su hermana Beverly Ibarra, fue regidora de Villa de Guadalupe por el Partido Acción Nacional (PAN).

La quinceañera potosina parece tener una vida de lujos.

Si a su fiesta acudieron a amenizarla grupos como Capaz, Banda Jerez y los Indomables de Cedral; no es raro que en su Instagram muestre sus vacaciones a destinos exóticos o reuniones realizadas en mansiones.

Rubí Ibarra la siguen invitando a programas de televisión exitosos como revistas de entretenimiento o en canales regionales, donde también es aceptada por la audiencia.

Por admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *