Rabat aprecia anuncios “positivos” de Berlín, aunque el Gobierno alemán insiste en que su postura respecto al Sáhara Occidental no ha cambiado

El Ministerio de Exteriores de Marruecos emitió este miércoles un comunicado en el que augura una reanudación de las relaciones diplomáticas con Alemania, suspendidas desde hace 10 meses. Rabat saluda en su escrito los “anuncios positivos y las posiciones constructivas hechas recientemente por el nuevo Gobierno alemán”. Y espera que estas declaraciones sean seguidas por “actos que reflejen un nuevo espíritu y marquen un nuevo comienzo de las relaciones basadas en la claridad y el respeto mutuo”.

Los “anuncios positivos” que el Gobierno marroquí agradece provienen de un texto sin firma que apareció el 13 de diciembre en el sitio web del Ministerio de Exteriores alemán. En esa página se pasa revista al estado de las relaciones bilaterales con distintos países. El apartado de Marruecos afirmaba que el plan de autonomía que Marruecos presentó en 2007 ante la ONU constituye “una importante contribución” para resolver el contencioso del Sáhara Occidental.

Al mismo tiempo, el texto añadía que la postura de Alemania sobre el Sáhara Occidental no había cambiado. No obstante, las palabras sobre la “importante contribución” fueron ampliamente difundidas por los medios marroquíes, con la agencia oficial MAP a la cabeza. Solo el semanario Tel Quel, se hizo eco de la noticia advirtiendo en el título de que la posición de Alemania respecto al Sáhara no había cambiado desde hace décadas.

Aunque no se trataba de un comunicado de la diplomacia alemana en sentido estricto, el mensaje estaba recogido en el sitio web del Ministerio de Exteriores. En el texto no se escatimaban elogios hacia Marruecos: se ensalzaba el compromiso diplomático de Rabat “ante el proceso de paz libio” y se resaltaban “las vastas reformas” emprendidas por Marruecos en la última década.

Quedaba la duda de si el Gobierno de Alemania había modificado su postura; si había renunciado a la convocatoria de un referéndum de autodeterminación, tal como reclama el Frente Polisario y tal como quedó suscrito en los acuerdos de paz firmados ante la ONU por las partes en conflicto en 1991. Marruecos presentó en 2007 un plan de autonomía para el territorio saharaui. Y desde entonces no quiere entablar ninguna negociación donde se contemple la posibilidad de un referéndum.

El portavoz del Ministerio de Exteriores alemán, Christofer Burger, ofreció una conferencia de prensa la semana pasada y alguien le preguntó si su Ejecutivo seguía apoyando la celebración de un referéndum en el Sáhara Occidental. Burger: “La posición del Gobierno sobre el estatus del Sáhara Occidental no ha cambiado. A este respecto, no hay ninguna novedad que comunicar”.

Durante la misma conferencia volvieron a plantearle a Burger la misma pregunta, pero con diferentes palabras: “¿El plan de autonomía para el territorio presentado por Marruecos se considera suficiente para alcanzar los objetivos de las Naciones Unidas?” Y el portavoz respondió: “La clarificación del estatus del Sáhara Occidental es un proceso que debe tener lugar bajo el liderazgo de Naciones Unidas. (…) Si hay propuestas al respecto por parte de Marruecos, estamos abiertos a ellas. Pero, como he dicho, se trata de un proceso que debe celebrarse bajo los auspicios de Naciones Unidas”.

El portavoz concluyó: “En este sentido no ha habido ningún cambio en la posición alemana ni en la visión que Alemania tiene del derecho internacional”.

La diplomacia marroquí suspendió en marzo los contactos con la Embajada alemana en Rabat a causa de “malentendidos profundos” que no detalló en su momento. Dos meses después el Gobierno marroquí llamó a consultas a su embajadora en Alemania, Zohour Alaoui. En ese momento, la diplomacia marroquí esgrimió que la causa de su decisión fue el “activismo antagónico”, “los actos hostiles” y “las acciones atentatorias” que según Rabat ejercía el Gobierno alemán sobre los “intereses superiores de Marruecos”. Es decir, sobre la soberanía del Sáhara Occidental. Desde marzo hasta ahora, el cambio más significativo ofrecido por Alemania ha sido el texto publicado el 13 de diciembre. Un texto que a Marruecos le parece tan positivo como para anticipar el final de la crisis diplomática.

Por admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *