El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, alertó este miércoles en la asamblea parlamentaria del Consejo de Europa, que 75% de las vacunas ya aplicadas se concentran en sólo diez países, y pidió esfuerzos a los gobiernos para que la campaña de vacunación sea igualitaria. 

“Las vacunas contra la COVID-19 se están administrando en 50 países de todo el mundo, casi todos ellos naciones ricas. El 75% de las dosis se han desplegado en sólo diez países”, dijo durante el debate sobre las consideraciones prácticas de la vacuna contra la COVID-19. 

Según Tedros, no sería correcto que los adultos más jóvenes y sanos de los países ricos se vacunen antes que los ancianos y trabajadores sanitarios de los países pobres. “Espero que lo entiendan”, apuntó. 

“La situación se agrava por el hecho de que la mayoría de los fabricantes han dado prioridad a la aprobación reglamentaria en los países ricos, en lugar de presentar expedientes completos a la OMS para el listado de emergencia”, denunció. 

El directivo de la OMS se mostró preocupado por el “peligro real” de que la vacuna sólo lleve esperanza a los países ricos mientras que buena parte del mundo se queda atrás, y afirmó que los acuerdos bilaterales entre compañías y países están provocando una carrera de precios. 

Igualdad, clave para acabar con la pandemia: OMS 

“La equidad de la vacuna no es sólo un imperativo moral. Acabar con la pandemia depende de ello”, añadió Tedros, que en su intervención telemática criticó directamente a los países que compraron más vacunas de las que necesitan. 

Para el director de la OMS, será crucial que el programa COVAX, la iniciativa internacional para llevar esta masiva campaña de inmunización a todos los países, reciba esas dosis extra “pronto”, y “no los restos que quedarán dentro de muchos meses”. 

Dicho programa recibió contribuciones financieras de muchos países europeos, pero según Tedros aún no es suficiente para lograr el objetivo de los 2 mil millones que se necesitan. 

“Tenemos que trabajar juntos para dar prioridad a aquellos que presentan más riesgo de gravedad o muerte en todos los países”, reclamó. 

Un estudio publicado esta semana por la fundación de investigación de la Cámara Internacional de Comercio, citado este miércoles por Tedros, avisa de que el “nacionalismo vacunal” podría costar a la economía mundial hasta 9.2 billones de dólares, de los que 4.5 billones recaerían en las economías más ricas.

Por edgar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *