Luego de ser ingresado al Centro de Reinserción Social (CERESO) de Cancún, el ex gobernador de Puebla, Mario Marín deberá de comparecer en las próximas horas ante un Juez Federal para enfrentar un proceso por la tortura que denunció la periodista, Lydia Cacho, en otro de los episodios del escándalo generado por el caso Jean Succar Kuri, de origen libanés, sentenciado a 112 años de prisión por pornografía infantil y abuso sexual.

El ex mandatario estatal se vio involucrado en este asunto por la supuesta protección que le brindó al empresario libanés, Kamel Nacif, quien se encuentra prófugo, para aprehender a Lydia Cacho por un proceso penal por difamación ante un Juzgado de Puebla.

Kamel Nacif, amigo de Succar Kuri, fue señalado como parte de una red de pederastia en el libro Los Demonios del Edén, publicado por Lydia Cacho en el año 2005, en base al expediente iniciado por la entonces Procuraduría General de Justicia de Quintana Roo.

De esta manera, el empresario Kamel Nacif, quien radicaba en Puebla, utilizó presuntamente sus influencias con el gobernador de ese entonces, Mario Marín para iniciarle un proceso penal a Lydia Cacho por el delito de difamación, lo que derivó en una orden de aprehensión en contra de la periodista.

La aplicación de esa orden se registró en Cancún y en medio de situaciones irregulares, Lydia Cacho fue trasladada vía terrestre por policías de Puebla hasta esa entidad, trayecto en el que denunció haber sufrido tortura.

Después de la detención se filtró una grabación de una llamada telefónica en la cual Kamel Nacif agradece a Mario Marín su intervención para encarcelar en Puebla a la periodista y lo menciona como: “Mi gober precioso”.

El ex gobernador de Puebla fue detenido la tarde del miércoles en Acapulco en un operativo realizado por elementos de la Fiscalía General de la República, quienes lo trasladaron vía aérea a Cancún.

Mario Marín ingresó al CERESO de Cancún la madrugada de este jueves y deberá de comparecer ante un Juez Federal.

Por edgar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *