Trump es acusado de traición sin precedentes en documentos de juicio político.

Las acciones de Donald Trump antes del asalto al Congreso el 6 de enero constituyen una “traición de proporciones históricas”, acusaron los legisladores demócratas en el juicio político del expresidente estadounidense, según sus argumentos dados a conocer el martes.

“El presidente incitó a una turba violenta a atacar el Capitolio de Estados Unidos” y su “deseo de permanecer en el poder a cualquier precio es una traición de proporciones históricas” que “exige una condena” al final de este juicio que comienza el 9 de febrero, señalaron.

En su escrito previo al juicio, los miembros de la Cámara de Representantes presentaron su caso para que el Senado condene a Trump, enfatizando que el pueblo estadounidense debe ser protegido “contra un presidente que provoca violencia para subvertir nuestra democracia”.

En su argumento, los llamados “gerentes de juicio político”, todos demócratas, expusieron en el extenso documento de 77 páginas que Trump, al hablar frente a una multitud de partidarios en Washington el 6 de enero pasado, los llevó a un frenesí poco antes de que marcharan hacia el edificio del Capitolio.

El resultado fue de cinco muertos y la amenaza a la vida de los legisladores y del entonces vicepresidente Mike Pence.

Trump es acusado de traición sin precedentes en documentos de juicio político

“En una grave traición a su juramento, el presidente Trump incitó a una turba violenta a atacar el Capitolio de Estados Unidos” e impidió que el Congreso confirmara a Joe Biden como el ganador de las elecciones de noviembre, escribieron los legisladores, encabezados por el congresista Jamie Raskin.

“Si provocar un motín insurreccional contra una sesión conjunta del Congreso después de perder una elección no es un delito imputable, es difícil imaginar cuál sería”, afirma el escrito.

Trump fue acusado por la Cámara de Representantes el 13 de enero por segunda vez en un proceso de juicio político, luego de ser absuelto de otro en febrero de 2020.

Pero el mandato de Trump terminó el 20 de enero, antes del comienzo del juicio en el Senado, lo que llevó a los legisladores republicanos a argumentar que es inconstitucional someter a un proceso de destitución a un presidente después de que haya dejado el cargo.

Es un argumento que se espera que hagan los abogados de Trump en su defensa, pero los demócratas ya rechazaron ese razonamiento rotundamente.

Desde las elecciones del 3 de noviembre, y durante muchas semanas después, Trump alegó que la reelección le fue robada mediante un fraude masivo. Decenas de tribunales en varios estados encontraron el argumento infundado.

Por edgar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.