Los países europeos comenzaron a abrir sus fronteras entre sí a mediados de junio; sin embargo, la reapertura del turismo en Europa resulta poco alentadora ante los aumentos de contagios de coronavirus SARS-CoV-2, que causa la enfermedad covid-19, en España y otros países a medida que las autoridades temen que las vacaciones de verano provoquen un rebrote.

El fin de semana, Gran Bretaña impuso cuarentena de 14 días a los viajeros que llegan de España, Noruega ordenó cuarentena de 10 días para las personas que regresan de toda la península ibérica, y Francia instó a sus ciudadanos a no visitar Cataluña, España.

En Austria, la ciudad turística de St. Wolfgang, a orillas del lago, acortó el horario de apertura de los después de que se detectó un brote el viernes. Hoy, 53 personas habían dado positivo. Alemania, se instalaron centros de pruebas médicas para los pasajeros que llegan de países considerados de riesgo.

También se la pueden hacer en otro lugar dentro de los tres días de su llegada. En España, el arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, es investigado por celebrar el domingo una misa en memoria de las víctimas del coronavirus, informó el gobierno catalán.

Por edgar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *