Los cuerpos de la policía de todo el mundo están acostumbrados a lidiar con todo tipo de malhechores, tratando siempre de mantener a salvo a la población para que pueden vivir de manera segura en las ciudades. Un trabajo excepcional que, en ocasiones, también pone a los agentes a prueba en otras tareas menos comunes.

Esta semana se producía una escena más que curiosa en las calles de Moscú. Allí, una patrulla de policía se veía obligada a cortar una céntrica avenida para permitir el paso de una familia de patos, a la que unos ciudadanos estaban ayudando a llegar a su destino en un parque cercano. Los animales estaban en el centro de la ciudad y necesitaban ayuda.

Los agentes no se lo pensaron dos veces y atravesaron su coche en medio de la calle para cortar el paso, aunque al principio hubo algunos coches que no respetan las indicaciones. A continuación, los patos cruzan tranquilamente los distintos carriles, apoyados por las personas que tratan de guiarlas hasta el parque. Sin esa ayuda, no todos habrían conseguido su objetivo.

Por edgar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *