El Club de Ricos, como le llaman a los países que integran la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), prevé una marcada desaceleración económica mundial para el 2023.

La economía mundial se está desacelerando más de lo anticipado. La economía mundial crecerá 2.2 por ciento. Es decir, registrará una tasa de crecimiento inferior a la prevista por la propia OCDE, de 2.8% de junio pasado.

Los países del Grupo de los 20, crecerán 2.2 por ciento. La pérdida de impulso económico se registrará principalmente en Europa y específicamente en Alemania que caerá en recesión.

Mientras que Estados Unidos evitará la recesión, pero apenas crecerá un 0.5 por ciento. Y México crecerá sólo 1.5% y no el 3% que proyecta el gobierno mexicano a través de la Secretaría de Hacienda que encabeza Rogelio Ramírez de la O.

La buena noticia para México en los pronósticos de la OCDE es la revisión al alza de la tasa de crecimiento para el cierre del 2022. En lugar del 1.9% previsto anteriormente, crecerá 2.1 por ciento.

Las principales causas de la desaceleración económica mundial son: la invasión de Rusia a Ucrania, la inflación mundial y la consecuente alza en las tasas de interés que están realizando los bancos centrales.

El título del análisis de la OCDE es muy significativo: Pagando el precio de la guerra. El Club de Ricos expresa sin tapujos lo que ocurre en el mundo.La economía mundial –dice– está pagando un alto precio por la no provocada, injustificada e ilegal guerra de Rusia contra Ucrania.

Con los impactos de la pandemia del Covid-19 todavía presentes, la guerra está arrastrando a la economía mundial y está ejerciendo presión adicional en los precios de los alimentos y la energía.

Tomando en cuenta los más recientes indicadores, la perspectiva económica global está empeorando y se está oscureciendo.

Además del impacto que tiene sobre la economía mexicana el contexto mundial, específicamente le impactará la profunda desaceleración económica que se anticipa tendrá la economía estadounidense.

La tasa de crecimiento económico de Estados Unidos fue revisada a la baja por la OCDE desde el 1.2% a 0.5 por ciento.

Hay que recordar que la proyección de crecimiento económico de 3% para el 2023, que presentó hace apenas tres semanas el gobierno mexicano en su Paquete Económico, se basó en la expectativa de una tasa de crecimiento económico de Estados Unidos de 1.8% para ese año.

Hoy la OCDE está revisando a la baja sus pronósticos de crecimiento para el mundo.

El panorama no es nada halagüeño: prevé que la economía mundial se desacelerará.

Que el Grupo de los 20 y Europa tendrán un menor crecimiento y Alemania incluso caerá en recesión.

Y respecto a Estados Unidos, aunque no habla de la posibilidad de que caiga en recesión, sí advierte sobre la inversión en la curva de rendimientos de los activos, lo que históricamente se ha tomado como un signo asociado a periodos de recesión.

Con base en la perspectiva de la OCDE, no cabe duda de que el panorama internacional se observa cada vez más complicado y para México, el reto del crecimiento económico y el control de la inflación se magnifica.

Por admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *