La derrota de Turquía anoche en Portugal supuso el adiós a la posibilidad de disputar el próximo Mundial de Qatar. Se trata de un duro golpe que afectó a los jugadores otomanos, y sobre todo a Burak Yilmaz (36 años).

Autor del tanto que daba esperanzas a los suyos en el minuto 65 antes de fallar el penalti que hubiera supuesto el 2-2, el delantero del Lille ha puesto punto y final a su carrera internacional. Debutante con su selección en 2006 cuando apenas contaba con 20 años, el ariete cierra un capítulo en el que ha sumado 77 partidos y 31 goles.

Por admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.