El CEO de Kansas City Southern apuntó que hay una preocupación real por la política energética de México y que los empresarios de EU sí están ejerciendo presión a legisladores y a Biden.

El presidente y CEO de City Southern (KCS), Patrick Ottensmeyer, señaló que es una preocupación real para sus clientes actuales y potenciales del sector energético, las acciones del gobierno mexicano en esta materia, y es algo que está retrasando decisiones comerciales.

El CEO de la empresa ferroviaria comentó durante la Cumbre de Negocios que los problemas de la reforma se tiene nque monitorear muy de cerca, “es el elefante de la habitación en este momento”.

Dijo que el sector privado está muy pendiente de este tema y del diálogo bilateral entre México y Estados Unidos, “están poniendo mucha presión sobre los legisladores y el Ejecutivo para poder llegar a una resolución de este problema”.

Resaltó que se han realizado una serie de reuniones, el año pasado en la Cumbre de los Líderes de América del Norte, hubo varias sesiones entre el presidente de Estados Unidos, Joe Biden y el de México, Andrés Manuel López Obrador, donde se sabe que se habló del tema, pero no queda claro qué fue lo que se discutió.

Este año, dos altos funcionarios de Estados Unidos han visitado México: la secretaria de Energía, Jennifer Granholm, y el enviado especial para el Clima, John Kerry.

En los últimos meses, varios legisladores de Estados Unidos han enviado cartas al presidente Joe Biden y a otros funcionarios para externar su preocupación por lo cambios e incertidumbre en el sector energético mexicano con la reforma eléctrica y permisos de importación de combustibles, así como suspensión de operaciones en algunas instalaciones.

Por otra parte, Ottensmeyer apuntó que con la administración de Biden se está teniendo un progreso tangible en la integración de América del Norte, lo que permite que la región siga manteniendo su posición mundial en cuanto al comercio.

“Creo que el clima de inversión en Norteamérica debería ser sobresaliente para los siguientes años tenemos un acuerdo comercial (T-MEC), hay mucho que hacer en cuanto a la implementación y a la definición de reglas, pero tenemos un aquí recuerdo que tiene la capacidad de mantenernos estables por más tiempo”, aseguró Ottensmeyer.

Una de las esperanzas del CEO de KCS es que el Diálogo Económico de Alto Nivel entre Estados Unidos y México (HLED, por sus siglas en inglés) que se tuvo con Barack Obama, donde fue un intercambio constante con los líderes del gobierno y el sector privado, se restablezca.

Mencionó que la fusión de Kansas City Southern y Canadian Pacific que se cerró el año pasado, es una validación de esta tesis norteamericana de unir acuerdos y hacer que esa red ferroviaria conecte a los tres países (México, Estados Unidos y Canadá como ninguna otra.

“Que sea de costa a costa de Canadá hasta la parte sur de México a través de los Estados Unidos, (…) creo que es una parte muy importante de la cadena de suministro, particularmente en el sector automotriz, agrícola y también el energético, pero de nuevo tenemos que atender muchos de esos problemas entre los tres gobiernos para poder lograr el hacer este sueño una realidad”, dijo.

Por admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *