El ministro de Exteriores advierte de que protegerá a sus nacionales tras el bombardeo que mató a tres camioneros y que Argel atribuye a Rabat

El ministro de Exteriores de Argelia, Ramtane Lamamra, dirigió el jueves por la noche una carta al secretario general de la ONU, António Guterres, en la que califica de “extremadamente grave” la muerte de tres camioneros civiles argelinos bombardeados en el Sáhara Occidental el pasado 1 de noviembre. La misiva, difundida por la agencia oficial Algérie Presse Service (APS), califica el bombardeo como “un acto de terrorismo de Estado que no puede justificarse bajo ninguna circunstancia”. Lamamra acusa del crimen a Marruecos, país al que se refiere como “Estado ocupante” del Sáhara Occidental.

El canciller argelino denuncia el empleo por parte de Marruecos “de un armamento mortal y avanzado para impedir la libre circulación de vehículos comerciales en un territorio sobre el que no tiene ningún derecho”. Ese acto lo califica como “huida hacia adelante” y asegura que conlleva “riesgos inminentes para la seguridad y la estabilidad en el Sáhara Occidental y en toda la región”.

El mensaje de Lamamra está dirigido también a los máximos responsables de la Unión Africana, la Liga de Estados Árabes, y la Organización de la Cooperación Islámica. Los embajadores extranjeros asignados en Argel fueron invitados el jueves por la tarde a la cancillería argelina para recibir el mismo mensaje.

El canciller argelino ha expresado en su carta “la voluntad y la capacidad de Argelia para asumir las responsabilidades de protección de sus nacionales y de sus bienes bajo todas las circunstancias”.

Mientras tanto, Marruecos persiste en su silencio oficial. Mohamed VI tiene previsto pronunciar un discurso este sábado a las nueve de la noche, hora local, con motivo del 46º aniversario de la Marcha Verde. En aquella ocasión, Hassan II, el padre del actual monarca, organizó en 1975 la caminata de 350.000 civiles desarmados, con el fin de forzar la salida del Ejército español. Desde entonces, todos los 6 de noviembre son festivos en Marruecos. Ahora, Mohamed VI podría aludir al conflicto con Argelia o pasarlo por alto. Cualquiera de las dos opciones estará cargada de significado.

De momento, ningún miembro del Gobierno ni del Ejército ha confirmado ni desmentido nada con relación a las tres muertes. Pero los medios locales sí abordan la cuestión. Y lo hacen de forma muy crítica respecto a Argelia. El sitio digital Medias 24 señala que Argelia, para ser creíble respecto a su postura de víctima de una agresión marroquí, debería responder a las siguientes preguntas: “¿Cuál es el lugar exacto donde se encontraban sus tres nacionales? ¿Se trata de una carretera comercial? ¿Qué transportaban los vehículos?”.

El blog Far-Maroc, que es considerado por los medios marroquíes como una fuente muy fidedigna y de acceso privilegiado a las Fuerzas Armadas de Marruecos, desmiente que las tres víctimas hayan sido bombardeadas por un dron, tal como ha apuntado el medio argelino MenaDefense, que adelantó la noticia sobre el bombardeo.

Far-Maroc aporta en su página de Facebook fotos de un soldado de la Minurso (Misión de Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental) inspeccionando sobre el terreno los dos camiones bombardeados. Es la misma foto que a su vez difundieron fuentes del Frente Polisario el pasado miércoles.

Medias 24 argumenta que el hecho de que la misión de la ONU se haya dirigido al lugar del incidente para enviar un informe al secretario general, António Guterres, “confirma que el incidente se ha producido en el Sáhara marroquí, al este del muro de defensa (…). Los tres camioneros, si se confirma que eran comerciantes, no tenían nada que hacer en esa zona”.

Jamás se había vivido un momento de tensión bélica semejante entre Argelia y Marruecos desde 1963, cuando se enfrentaron durante dos meses en la llamada Guerra de las Arenas.

Por admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.