Son nuestros mejores amigos, despertadores, compañeros y miembros de nuestra familia; se ha demostrado a lo largo de los años que estos adorables seres nos brindan además de mucha felicidad, grandes beneficios a nuestra salud, aquí te presentamos algunos de ellos.

Mejoran nuestra autoestima y reducen el estrés

Nuestras mascotas están con nosotros las 24 horas, todos los días del año, lo que nos brinda un apoyo incondicional. Por lo que ellos perciben cuando estamos necesitados de más cariño, apoyo y cuidado, lo que nos transmite un sentido de pertenencia mejorando la autoestima. De hecho, en Estados Unidos utilizan a diversas mascotas para ayudar a los soldados a superar los trastornos postraumáticos de las guerras. Según un estudio publicado en la revista American Journal of Cardiology, se concluyó que el corazón de las personas con mascotas se adapta con mayor facilidad a las situaciones estresantes.

Nos mantienen en movimiento

En una investigación financiada por diversos Institutos Nacionales de Salud en Estados Unidos  se descubrió que más de dos mil personas que eran dueños de perros lo paseaban regularmente por lo que tenían menos probabilidades de padecer obesidad y por ende mucha mejor condición física. Hoy en día es común no ejercitarse por los trabajos en oficina y una vida laboral desgastante, sin embargo el tener mascotas nos permite mantenernos activos.

Mejoran nuestra relación con la sociedad

El tener una mascota nos permite socializar de una mejor manera, como cuando lo llevas a pasear propicia iniciar conversaciones con vecinos u otras personas. El estudio publicado en la revista Applied Developmental Science hace algunos meses aseguró que los jóvenes que tienen un gran apego a sus mascotas ya sean gatos o perros aseguraron que se sienten mucho más conectados en sus relaciones y comunidades, además estudios anteriores han demostrado que los individuos que mantienen una vida social más satisfactoria son más longevos y más felices.

Nos protegen de las alergias

Se han realizado muchos estudios como el recientemente publicado en la gaceta de la Asociación Médica Estadounidense en los que se ha demostrado que la exposición desde una edad muy temprana a la piel de las mascotas ayuda a evitar alergias posteriores en la vida. Si hablamos más específicamente se demostró que el desarrollo de las alergias entre los niños menores de un año cuyas familias han tenido dos o más perros o gatos se redujo para cuando los niños tenían seis años. Por lo que la exposición temprana a perros y gatos reduce significativamente el desarrollo de alergias en una edad más avanzada.

Cuidan nuestro corazón

Grandes y costosos estudios han demostrado que el tener gatos o perros de mascota nos ayudan a mejorar nuestra salud cardiaca.

Recientemente la Asociación Estadounidense para el Corazón ha reconocido a varios estudios en los que se ha demostrado que el tener mascotas reduce en gran medida el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Incluso han indicado que las mascotas ayudan a reducir nuestros niveles de colesterol y triglicéridos. Otro sorprendente resultado es que los dueños de mascotas que padecen problemas cardiacos son más capaces de sobrevivir un infarto.

Por edgar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.