La farmacéutica estadounidense Eli Lilly and Co anunció este martes que la prueba clínica patrocinada por el gobierno de un tratamiento de anticuerpos Covid-19 ha sido detenida debido a una preocupación de seguridad.

“Por precaución, la junta independiente de monitorización de seguridad de datos (DSMB) de ACTIV-3 ha recomendado una pausa en la inscripción”, dijo la portavoz Molly McCully en una declaración por correo electrónico. 

“Lilly apoya la decisión de la DSMB de garantizar la seguridad de los pacientes que participan en este estudio”.

Las acciones de Lilly bajaban alrededor de un 3 por ciento a 150 dólares.

La compañía Johnson & Johnson (J&J) anunció este lunes que detuvo temporalmente sus ensayos clínicos de su candidata a vacuna contra Covid-19 debido a una enfermedad inexplicable en un participante del estudio, retrasando uno de los esfuerzos de más alto perfil para contener la pandemia mundial.

La enfermedad del participante está siendo revisada y evaluada por una junta independiente de monitoreo de datos y seguridad, que reportó los resultados financieros trimestrales el martes por la mañana, dijo que tales pausas son normales en las grandes pruebas, que pueden incluir a decenas de miles de personas.

La decisión de J&J procede a una similar de AstraZeneca, que detuvo los ensayos durante septiembre, ya estando en una etapa tardía de su vacuna experimental contra el coronavirus, desarrollada en conjunto con la Universidad de Oxford, debido a una enfermedad inexplicable en un participante de su estudio del Reino Unido.

Por edgar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.