Extraen útero a mujeres migrantesMileidy Cardentey Fernández se desabrocha el uniforme para mostrar las cicatrices en su abdomen: tres pequeñas marcas circulares, esto lo hace sentada frente a su abogado en un centro de detención migratoria en una región rural de Georgia.

Narra que únicamente le dijeron que tenía que someterse a una cirugía para quitar quistes de sus ovarios, pero un mes después, no está segura del procedimiento que se le realizó, dice la mujer de 39 años de edad.

Luego de que solicitó sus registros médicos varias veces para averiguarlo, el Centro de Detención del condado Irwin le entregó más de 100 páginas en las que se detalla el diagnóstico de quistes, pero nada sobre el día de la cirugía.

Lo único que me dijeron fue:

“Te vas a dormir y cuando despiertes ya habremos terminado”, dijo Cardentey.

La mujer conservó su brazalete de hospital.

Tiene la fecha, 14 de agosto, y parte del nombre del médico, el doctor Mahendra Amin, un ginecólogo acusado de practicar histerectomías —extirpación total o parcial del útero— y procedimientos no deseados por mujeres inmigrantes y que ponen en riesgo su capacidad de tener hijos.

Extraen útero a mujeres migrantes: “Te vas a dormir y cuando despiertes ya habremos terminado”, dijo la migrante cubana

Una revisión a los registros médicos de cuatro inmigrantes detenidas y entrevistadas con sus abogados, revelaron crecientes acusaciones de que Amin realizó cirugías y otros procedimientos que las inmigrantes nunca solicitaron o no comprendían en su totalidad.

De acuerdo a expertos en el tema, afirmaron que a pesar de que algunos de los procedimientos podrían justificarse basándose en los problemas documentados en los registros, las mujeres no dieron su consentimiento o no tenían conocimiento pleno, lo que genera graves problemas éticos y legales.

Con base a los expedientes, Amin ha realizado cirugías y otros tratamientos ginecológicos a por lo menos ocho de las mujeres que han pasado por el Centro de Detención del condado Irwin desde 2017, incluso una histerectomía, dijo Andrew Free, abogado de derechos civiles y migratorios que trabaja con otros colegas para investigar los tratamientos médicos realizados en el lugar.

Varios médicos, a pedido de los abogados, están examinando los nuevos registros, y más mujeres han reportado ser pacientes de Amin.

En tanto, la enfermera Dawn Wooten, quien presentó una denuncia, afirmó que muchas mujeres detenidas fueron llevadas con “el colector de úteros”. La denuncia desató una furiosa reacción de congresistas demócratas y una investigación del inspector general del Departamento de Seguridad Nacional.

Tony Pham, director del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE), aseguró:

“Si son verdad esas acusaciones, estoy comprometido a hacer las correcciones necesarias para asegurarnos de dar prioridad a la salud, el bienestar y la seguridad de los detenidos de ICE”.

Reacción de México

Al conocerse las denuncias, el gobierno de México solicitó información a Estados Unidos.

“Se ha solicitado formalmente a las autoridades correspondientes un informe sobre las supuestas prácticas negligentes o violatorias de derechos en centros de detención migratoria”, afirmó la Cancillería mexicana.

Por edgar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.