El drama, el melodrama, la comedia, la tragicomedia, la farsa, el sainete y todos los demás géneros de la actuación eran el amor de Héctor Suárez, quien los desarrolló en teatro, cine, televisión y cabaret.

Al teatro lo llamaba su disciplina y si es comedia, mejor, pues hay mucha tristeza, desesperación y angustia… somos soldados del arte de la interpretación, afirmaba.

El actor murió ayer a los 81 años.Los portales dieron cuenta del comunicado de su familia en el que pedía comprensión. Para nosotros se va el papá, el abuelo, el hermano, el esposo y no la figura pública que merece todo el reconocimiento, afirmaron su viuda, Zara Calderón, así como Héctor Suárez Gomís y sus demás hijos.

Héctor Suárez amaba y respetaba su oficio. De estilo ácido y humor negro, uno de sus grandes méritos fue la creación de personajes de crítica social y política, por lo que padeció vetos, censuras y amenazas de muerte.

Voy a seguir expresando lo que digo en mis espectáculos y en el teatro. No difamo a nadie ni son mentiras. Además, lo hago mediante el humor, de forma lúdica, aseguró una vez a La Jornada.

Pero “más que dejar un legado –aseveró Suárez– creo que han sido un estilo, una actitud y un planteamiento de vida, porque respeto tanto mi profesión como a mí mismo y por tanto al público…”

Decía no sentir temor sobre los temas que abordaba. Sí lo hay desde el comportamiento cobarde de que por decir la verdad me maltrataron y golpearon. Tres veces he estado a punto de perder la vida, pero soy congruente con mi forma de pensar y me he detenido por mis hijos y mi familia; sin embargo, dejaría de ser Héctor Suárez si me quedo callado. No tengo atole en las venas.

Agregó: los actores somos el reflejo de lo que sucede en el gobierno, en un país; eso es lo que van a ver a través de la comedia, además de situaciones políticas que están sucediendo.

Tenía conciencia social, afirmó su amigo Héctor Bonilla. Ambos compartían la manera de pensar, aunque a veces en diferentes direcciones, situación que nunca los separó, contó el actor a Notimex. Así era, yo un poco más a la izquierda, pero ambos queríamos lo mejor para nuestro país.

Agregó: de pronto generó una enorme cantidad de personajes, que él mismo interpretaba, escribía y dirigía con un vigor y un talento impresionante. Creo que es lo más acertado que hizo.

Héctor Suárez nació el 21 de octubre de 1938. Actuó en teatro y luego en televisión y cine.

Por edgar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *