La farmacéutica informó en un comunicado que pausaba los estudios temporalmente debido a “una enfermedad inexplicable” de uno de los pacientes del estudio.

CIUDAD DE MÉXICO. La estadounidense Johnson & Johnson anunció que detuvo temporalmente su prueba clínica de la vacuna contra el COVID-19 debido a que uno de sus participantes se enfermó.

“Hemos detenido temporalmente la administración de nuevas dosis en todos nuestros ensayos clínicos de la vacuna contra COVID-19, incluyendo el ensayo de fase 3 ENSEMBLE, debido a una enfermedad inexplicable en un participante del estudio”, dijo la compañía, que reporta resultados financieros trimestrales el martes, en un comunicado.

La pausa significa que el sistema de inscripción en línea fue cerrado para el ensayo clínico de 60,000 pacientes, mientras se convoca el comité independiente de seguridad del paciente.

Antes de esta pausa de Johnson & Johnson, AstraZeneca también tuvo que detener durante una semana sus ensayos en septiembre, debido a que uno de sus participantes se enfermó.

Por edgar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.